Sobre mí

Soy de Málaga, España y licenciada en Historia del Arte, donde comprendí que el arte es un lenguaje; es aquello que nos llega y nos dice algo, nos hace sentir. Desde niña dibujo y pinto a mi manera, autodidacta siempre y con una necesidad constante de expresar y de crear. Durante muchos años me he dedicado también a las manualidades y al reciclaje, con ideas propias y experimentos que comparto con todos en mi blog de manualidadades clarabelen.com. Desde hace unos años, estoy renaciendo con color y alegría y fruto de ese sentimiento, nació también mi serie de GATOS. Al principio sólo se los mostré a la familia y luego a los amigos, fue pasando el tiempo y todos coincidían que eran unos dibujos muy originales y que debía enseñarlos. Después llegaron los retratos a familiares, amigos y mascotas, después llegó algún encargo… y casi sin darme cuenta la pintura ha ido llenando mis días de alegría. Así comencé a publicarlos hace casi dos años en internet. No pretendo nada más que expresar, sentir, dar… de una forma menos complicada, como me gusta que sea la vida. Me aburre lo monótono y busco la simplicidad de la niñez. Aunque en la vida real no podemos eludir la responsabiliad del adulto, esta no tiene por qué ser llevada de forma gris. Me gusta el arcoiris y la lluvia, los días soleados y nublados, la playa y la montaña y se me antoja pensar que todo forma parte de todo. Puede que de ahí venga ese intento por mi parte de integrar los fondos en las figuras. Me gusta todo aquello donde me encuentre en el momento y si hay algo que me parece una locura es estar en la lluvia pensando en el sol; estar en la montaña pensando en el mar; estar, en definitiva, en cualquier lugar menos en el que se encuentre uno en el presente.

SERIE GATOS:

El colorido forma parte de esa idea, es mi forma de expresar la alegría de esa sensación. He pasado por una etapa en la vida (en realidad varias etapas) donde no me sentia a gusto en ninguna parte, porque no estaba a gusto conmigo misma, en esos momentos mis colores, cuando dibujaba, eran grises y marrones, supongo que porque reflejaban aquel estado de ánimo. Por eso amo a los gatos. Ellos siempre están en el presente, atentos y alertas, fieles a sí mismos y cariñosos o ariscos, eso ya depende de su personalidad. Cada gato es diferente, cada día también, cada momento.

¿Qué es único? la expresión espontánea, el amor sincero de nuestro niño interior, nuestros sentimientos latiendo y diciéndonos que estamos vivos, la abundancia que nos rodea en todos los sentidos ya sea en la naturaleza o en nuestras vidas. Siempre hay algo bueno; siempre hay color; siempre hay un gato en un tejado de alguna parte que nos recuerda: “Puedes ver la vida desde los tejados, correr libre y ver el sol nacer o ponerse” A todos los gatos que leáis estas palabras: GRACIAS

RETRATOS:

Los retratos pueden fundirse con el entorno: cuando un retrato está enmarcado dentro de un fondo, no suelo distinguirlos. Tampoco hay distinción en el trato doy a cada parte del rostro. Ya sean las pupilas, los dientes o los labios, todo forma parte de todo. Para hacer el retrato, los trazos son rápidos y a rotulador. Normalmente dibujo en cartulina por el efecto del rotulador en ella, pero también los pinto en papeles con texturas o papel de acuarela por ejemplo, liezos y telas. Ahí el rotulador se extiende y crea unos efectos llamativos, incluso a veces, puedo salpicar con un poco de alcohol o de agua. La mancha tiene importancia en mis creaciones; no hay nada medido, ni sigo ningún patrón porque busco la libertad absoluta en mi creatividad, así como la espontaneidad. Al dibujar los retrato con este estilo bastante anárquico, es posible que los dientes aparezcan con colores y las pupilas más claras que el blanco de los ojos, pero así es el azar. Lo único que respeto es el rojo de los labios, para mi la vida y símbolo de la expresión. Los corazones y la palabra LOVE forman parte de cada trabajo, al igual que en los gatos. Es un guiño que invita a salir de la zona de confort, donde expresar amor, sólo es para la intimidad de los amigos o la familia, también hace referencia a los graffitis auténticos y espontáneos de la adolescencia y que en la madurez hemos superado.
Un beso!
Clara

Comments are closed.